Soma: Nectar de Luna

Encima del tercer ojo, hay un pequeño chakra llamado Soma. Anida en un hueco que hay entre los dos hemisferios del cerebro. Todos los días de la vida, cada minuto, cada momento, va cayendo desde aquí un néctar. Este nectar fluye hacia abajo hasta llegar al fuego de Manipura, en el estómago, donde se consume. El nectar es sanador y su flujo determina la vida. Cuando deja de fluir, morimos. Se dice que si uno tiene abierto este chakra, sus deseos (los deseos universales, no los deseos del ego) serán cumplidos. Su símbolo es la luna creciente.