Muladhara: el chakra raíz

Se dice que el primero los chakras (centros de energía) es como las raíces del árbol. Las raíces se internan en la tierra para que el árbol que sostienen crezca hacia arriba, hacia el cielo.

En sanscrito, mula significa raíz y adhara, soporte. De ahí la conexión de éste chakra con la solidez, el arraigue, la seguridad. Su energía se emana hacia abajo, hacia el centro de la Tierra y de ahí toma su color, el rojo.  El color del chakra viene  de ese corazón de lava que es de la gama de los colores rojos, naranjas, amarillos.

Muladhara es el primer chakra en desarrollarse en los bebés. Está ligado a todas las cualidades primitivas: la seguridad, la felicidad, la simplicidad, la pureza, la inocencia. También se desarrolla nuestra conexión con la naturaleza en este chakra. Rige los pies, las piernas, los genitales, el intestino grande y los riñones.

Cuando éste chakra está balanceado, uno se siente seguro, equilibrado, alegre, seguro, vital y decidido. Uno se siente firme y seguro; con una base sólida.

Al estar en desequilibrio, uno se siente inseguro, miedoso, rígido, letárgico y desconectado con la naturaleza. Los problemas digestivos, sexuales y de orden psíquico muchas veces tienen que ver con un Muladhara en desequilibrio o bloqueado. Los miedos originan, muchas veces, en el bloqueo de éste chakra. Estar miedoso responde al instinto primitivo de “huir” en vez de “luchar”. Equilibrar Muladhara ayuda a liberarse y dominar los miedos; usarlos para cambiar y evolucionar.

La energía Kundalini también reside en éste chakra. Es una energía muy potente que nace en la base de la columna y, cuando está activada, sube por la columna hacia la coronilla.

En el hermoso mandala que pueden ver arriba, aparecen las varias figuras simbólicas del chakra. El elefante Ganesha, una de las deidades que rige Muladhara, aparece en el centro sosteniendo a un bebé. La niña representa la energía femenina de la Madre Tierra. Debajo de ella, y todo alrededor en uno de los círculos del mandala, está la serpiente Kundalini. El triángulo invertido apunta hacia abajo, hacia la Tierra, y también parece representar la pelvis, donde está ubicado el chakra. La inclusión del tríangulo y el cuadrado pueden representar también las energías femeninas y masculinas que contiene el chakra. Noten también los árboles, las hojas y los colores rojos que predominan en sus figuras.

Color: Rojo
Lugar: Justo debajo del coxis
Elemento: Tierra
Vocal: Entre la “a” y el “o”
Mantra: Lam
Partes del cuerpo: Pies, piernas, genitales, intestino, riñones, huesos, dientes.
Cualidades positivas: Seguridad, vitalidad, conexión con la naturaleza, decisión, claridad y simplicidad.
Cualidades negativas: Inseguridad, desconexión con la naturaleza, letargia, miedos, rigidez y desconfianza.
Sentido: Olfato
Deidad: Ganesha

Técnicas para desbloquear o activar Muladhara

Uno de los pranayamas indicados para activar Muladhara es el bhastrika, la respiración del fuelle. Para respirar en bhastrika, uno tiene que sentarse en una postura cómoda, la columna erguida, hombros relajados. Tomar una inhalación y exhalación tranquilas. Para empezar, inhalar fuertemente, con sonido y luego exhalar, expulsando el aire con toda la fuerza de los abdominales. Es una respiración ruidosa; debería producirse un sonido silbante o resollante. Se empieza con tres rondas de 10 respiraciones, tomando descansos entre cada ronda. Bhastrika es buenísima para activar la mente, calentar el cuerpo, curar enfermedades respiratorias, despejar congestiones flemáticas como también ayudar al hígado y la vesícula. En un nivel energético, desata los bloqueos,  hace subir la energía Kundalini y purifica los canales energéticos (los nadis).

Algunos asanas indicados para desbloquear Muladhara son: balasana (niño), janu sirsana, uttanasana, parsva utthita konasana (ángulo lateral extendido), virabhdrasana I, II y III (guerreros), trikonasana, vrksasana (el árbol), shalabasana (langosta), chakrasana (la rueda).

Otras maneras de activar Muladhara son:

–       Concentrarse en la zona del chakra (la base de la columna).

–       Visualizar, a la altura de Muladhara, una rueda color rojo girando en el sentido de las agujas del reloj. Con cada inhalación, llevo energía hacia esa zona. Con cada exhalación, siento que se expande la rueda.

–       Repetir mentalmente las frases: “Estoy aquí, ahora, en éste lugar,” “Me siento seguro, conectado con la Tierra y sostenido por la Tierra.”

–       Caminar descalzo en el césped.

–       Agudizar el olfato: oler la comida antes de comerla, las flores al pasar, el aire que entra por la ventana, los pies de mi perro (después de caminar por el jardín), etc.

–       Masajear los pies, las piernes y los glúteos.

–       Tener relaciones sexuales.

–       Repetir el mantra LAM o el sonido a/o (formar un “o” con la boca y entonar el vocablo “a”).

La figura del árbol es un hermoso símbolo de Muladhara. Representa muy bien los movimientos energéticos, hacia arriba y hacia abajo. Muladhara es las raíces y el tronco del árbol y en el cuerpo humano, también rige nuestras raíces y tronco: toda la parte baja del cuerpo más aquellos órganos que forman la base de nuestro sistema.

Cuándo la base es sólida, las ramas se desplieguen y el árbol florece.

L1040965

Para más información:

http://www.adishakti.org/subtle_system/mooladhara_chakra.htm

Chakras, Usando el yoga para equilibrar los chakras de Mary Horsley. Gaia Ediciones, 2006.

Anuncios